Aprendiendo del tiempo

Estaba esperando atrasar el reloj para dormir una hora más y compartir estas líneas con vosotros. Este verano se construyó un reloj de Sol en mi pueblo (OTOS, Valencia). Un reloj con mucha personalidad ya que es el 4º en Europa que su orientación es de espaldas al Sol y solo da la hora unos meses al año.

Trabajando el concepto de la educación y la enseñanza puesto que la casa es la de una pareja de amigos, un profesor de sociales y un profesora de biología. Me di cuenta que justamente un profesor es quien te conduce y te abre las puertas a querer descubrir, pero quien realmente te enseña es ese señor que pasa por todos y a cada uno nos enseña algo diferente, el tiempo. Ahora en la plaza hay una profesora con un alumno que estarán a la espera de que les llegue la luz para enseñarnos qué hora es.

A continuación podéis ver imágenes de como se colocó y el resultado final.

A %d blogueros les gusta esto: