La sonrisa de Alexandre Vauthier

En un año he visitado el mismo edificio por tres motivos. Cada visita ha sido una sensación, una razón y una compañía diferente. Dentro del museo de las Artes Decorativas de París he visto el setenta aniversario de la Maison Dior, la relación entre Hermes y Margiela y el desfile de Alexandre Vauthier.

Era el segundo día de Fashion Week y Alexandre Vauthier era el último al que tenía que ilustrar. Llegar al museo y ver la sala del ala derecha convertida en una pasarela haciendo un gran zig-zig me impactó. La sala se llenó, cayeron las luces y empezó la revisión a las siluetas y estilos más icónicos de los 80’s, una colección que respiraba a Yves Saint Laurent y a Christian Lacroix pero a ritmo de Kayne West. Cada modelo era una ilustración en movimiento y no se si por los colores, los brillos, la música o por volver a estar allí estuve con una sonrisa hasta irme a dormir.

A %d blogueros les gusta esto: