Soñar en París

Esta mañana al despertar en Barcelona e intuir la maleta a los pies de la cama, la bolsa con la Moleskine y los rotuladores sobre la mesa… he aceptado que he estado otra vez en la Semana de la Alta Costura de París.

Los días en París han sido como estar dentro de una bola de nieve. Todo estaba en calma, ordenado y era transparente. Pero en el momento de llegar a la ciudad de la Costura empezaron las carreras entre desfile y presentación y los contrastes de color entre Stéphane Rolland y Rami Al Ali o entre Alexandre Vauthier y Galia Lahav… Una cascada de ideas y de atmósferas que solo ahora que la nieve se vuelve a posar veo que estos días podían parecer un sueño pero han sido una realidad.

dad.

A %d blogueros les gusta esto: