LONDON & LOVE

Presentarse a una ciudad es como una primera cita o una entrevista de trabajo. Necesito imaginar y observar para arreglarme y conjuntar el color de los calcetines con el del jersey.

Te has presentado de la mejor forma que podías. Con colores:

El gris en su esplendor desde las nubes, a las piedras pasando por el hormigón que configura la red de tu metro.

El blanco de los copos de nieve que te dejaron cubierta bajo una sábana blanca y a mí con la nariz helada.

El azul que tienen los nervios de tu London Bridge son los que tenían mis coches con los que jugaba de pequeño.

El tono Harrods ese que ha hecho el tiempo sobre los azulejos del supermercado. Ningún color es primario y todos han amarilleado de todas esas historias que han tenido que contener como la de este amor que me has despertado.

Tras esta primera cita solo puede llegar la segunda y al igual que un adolescente con su primer amor estoy pendiente que tú, Londres, me llames para que nos volvamos a ver pronto.

See you soon London

XOXO

A %d blogueros les gusta esto: